Flujo de caja: por qué un dueño de negocio debe entenderlo

Existen muchos factores que se deben considerar al momento de llevar las finanzas de una empresa, uno de ellos es el flujo de caja, el cual es importante conocer porque te ayuda a saber cuál es la liquidez de tu negocio.

A continuación te decimos qué es, su importancia y cómo puedes calcularlo.

¿Qué es el flujo de caja?

El flujo de caja hace referencia a las entradas y salidas de dinero de una empresa en un periodo de tiempo determinado, que puede ser mensual, trimestral, semestral o anual. La diferencia entre los ingresos y egresos da como resultado lo que se conoce como flujo de caja neto, que es un indicador de la liquidez que una empresa puede tener.

Dicho flujo de caja neto puede ser positivo o negativo. El primero significa que los ingresos de una empresa son mayores que los gastos. El segundo indica que se ha consumido más de lo que se ha recibido. 

Si el resultado de tu empresa tiende al lado positivo, quiere decir que es posible liquidar deudas, invertir en tu negocio, pagar los gastos diarios e incluso tener un respaldo económico para solventar posibles futuros desafíos financieros. Si el resultado es negativo, será lo contrario.

Tipos de flujo de caja

Flujo de caja de operaciones (FCO): representa el dinero ingresado o gastado relacionado con las actividades de la empresa.

Flujo de caja de inversión (FCI): se refiere a las entradas y salidas de un negocio respecto a la adquisición de un bien físico o no (inversiones), por ejemplo, maquinaria.

Flujo de caja financiero (FCF): es el dinero emitido o recibido que resulta de actividades económicas para financiar la empresa, como emisión de deuda, acciones y el pago de dividendos.

Flujo de caja: importancia

El flujo de caja es una herramienta útil para la supervivencia de un negocio (pequeño, mediano o grande), ya que aporta información valiosa, como indicar si se encuentra en una situación sana en términos económicos.

Calcular este indicador te ayuda a conocer la rentabilidad real de tu negocio, detectar pérdidas, observar patrones negativos o incluso riesgos y por supuesto, tener una mejor administración del capital.

Además, la disponibilidad de dinero de tu negocio puede afectar de manera significativa para encontrar o acceder a otra fuente de financiamiento y solventar tu compañía en caso de necesitarlo, por lo que una correcta gestión de flujo de caja permite mantener la liquidez de una empresa.

<<También te puede interesar: Línea de crédito para empresas. Conoce sus ventajas y dónde conseguirla>>

Es importante conocer tu flujo de caja para analizar todas las operaciones diarias de tu empresa y con base en ello saber qué gastos reducir y tener una proyección a futuro.

¿Cómo conocer y administrar el flujo de caja de mi empresa?

Para conocer el flujo de caja de tu empresa primero debes seleccionar el periodo a analizar, recopilar todos los datos contables y determinar el saldo inicial. 

Prácticamente se trata de una suma y resta, es decir, a tus ingresos le restas los valores de los egresos y el resultado sería tu flujo de caja. Es por ello que siempre debes conservar y administrar cada nota, pago, ticket o comprobante. Una plataforma de control de gastos te ayudará a tener un mejor registro de estos movimientos. En Clara brindamos una herramienta perfecta para lograrlo, ya que es una solución integral donde puedes contabilizar los servicios de tu empresa en un mismo lugar. 

En cuanto a cómo administrarlo, todos los negocios, sin importar la industria a la que pertenezcan, deben disponer de una vida financiera saludable, por lo que te damos algunos consejos para gestionar tu flujo de caja:

  • Acciones como acordar condiciones de pago por adelantado, alquilar un lugar en vez de comprar o dar seguimiento a deudores te ayudarán a mejorar tu flujo de dinero.
  • Si encuentras un déficit de efectivo (escasez de dinero) al momento de hacer tus cuentas financieras, no lo ignores. Puedes resolverlo con alguna de las diversas herramientas de financiamiento que existen, como una línea de crédito para empresas.
  • Lleva un control de gastos consumiendo lo que es realmente necesario. En este punto es importante tener identificadas todas tus entradas y salidas y hacer el cálculo de tu flujo de caja neto.

Hoy en día existen diferentes herramientas que te pueden ayudar a llevar un excelente control de gastos para gestionar tu flujo de caja y analizar si tu empresa necesita un financiamiento o no. En Clara encontrarás las mejores tarjetas de crédito para empresas, que te ayudarán a cubrir diversas necesidades de tu negocio, y una accesible plataforma de control de gastos.