Tipos de créditos empresariales y sus beneficios

Para impulsar el crecimiento de un negocio la clave está en llevar un buen control de gastos. Sin embargo, adquirir un crédito empresarial también es una forma de lograrlo, solo es cuestión de conocer cuál necesita tu empresa. Te compartimos algunos tipos y beneficios.

Crédito revolvente

Un crédito revolvente es como una línea de crédito para empresas, es decir, el efectivo que una compañía puede utilizar en cualquier momento para cubrir distintos gastos y que, a diferencia de otros tipos de préstamos, es posible usar conforme se requiera sin necesidad de obtener la suma total en una exhibición.

Dicho de otro modo, te permite acceder a efectivo hasta un límite establecido y una vez se liquida la deuda, el dinero vuelve a estar disponible. Por lo general se paga cada mes, pero depende de los acuerdos a los que llegue un negocio con la entidad financiera que lo otorga.

Ventajas de un crédito revolvente:
  • Disposición de efectivo inmediato.
  • La empresa puede tener liquidez cuando lo necesita.
  • El crédito se renueva mientras se pague la cantidad usada con intereses y otros cargos.

<<También te puede interesar: Línea de crédito para empresas. Conoce sus ventajas y dónde conseguirla>>

Crédito simple

Esta opción es un financiamiento con una o varias disposiciones de la cantidad de efectivo otorgada y que se pueden usar por un tiempo determinado, lo cual será estipulado en un contrato por la entidad financiera. Para amortizar el capital, la empresa realizará pagos periódicos conforme a una tasa, sin posibilidad de usar el préstamo nuevamente, además de pagar los intereses que van de acuerdo al monto, la entidad financiera y el plazo.

Estos pueden ser con garantía y sin garantía. Para esta última, la empresa deberá dejar un bien inmueble, una propiedad u otro artículo como respaldo.

Beneficios de un crédito simple
  • Puede emplearse para diferentes propósitos, como comprar activos fijos o financiar un proyecto.
  • Se maneja una tasa fija.
  • Construyes historial crediticio.

Arrendamiento

Es una forma de financiamiento que funciona como una renta. Por lo general es de un bien y se realizan pagos periódicos a cambio de su uso.

Ventajas de un crédito de arrendamiento:
  • Se pueden adquirir los activos al finalizar el arriendo.
  • Aplica para diferentes industrias y bienes.
  • Flexibilidad de acuerdo a la necesidad de cada cliente.

Tarjetas de crédito corporativas

No es extraño saber que una tarjeta de crédito corporativa es una de las opciones más solicitadas del mercado, ya que ayudan a gestionar y controlar los gastos de una compañía para atender sus necesidades. Esta opción funciona como un crédito revolvente.

Beneficios de una tarjeta de crédito empresarial
  • Facilita el control de gastos.
  • Se puede emplear para realizar diversas transacciones.
  • Separar gastos personales de los comerciales.
  • Domiciliar cargos recurrentes de la empresa.

<<También te puede interesar: Tarjeta de crédito empresarial: qué considerar al momento de elegir>>

Siempre que solicites cualquier tipo de crédito, infórmate sobre los intereses que podría generar

Si te preguntas cuál es la mejor opción de financiamiento para tu empresa, debes saber que, por un lado, dependerá de los objetivos, necesidades actuales y a futuro y de las posibilidades solventes de tu empresa. 

Por otro lado, obedece a lo que un banco o entidad financiera ofrezca, ya que cada tipo de crédito está relacionado con los riesgos que sus políticas le permitan asumir, con el sector empresarial y con el proceso operativo de la empresa que el organismo esté dispuesto a financiar (capital de trabajo, activo fijo o proyecto de inversión).

En Clara encontrarás un producto inigualable, con un proceso de aprobación 100 % digital y con atención personalizada, que además de otorgar tarjetas de crédito para empresas físicas y virtuales, cuenta con una plataforma integral para simplificar la gestión de gastos de tu negocio.